APRENDE A RENTABILIZAR TU CLÍNICA

Rentabilizar tu clínica es esencial y muchos aspectos de la gestión económica y de negocio se escapan en el entorno de las clínicas dentales. Los propietarios y gestores de clínica tienen mayoritariamente una formación odontológica y médica, y  la parte de gestión de negocio es lo último de lo que se preocupan, si van pagando los gastos y queda algo de remanente para ir tirando.

Para una correcta gestión económica te proponemos sólo 3 claves básicas que debes realizar al menos una vez cada 3 meses.

3 claves para rentabilizar tu clínica 1

  • Monitorizar gastos fijos y variables

Una de las primeras cosas que debemos entender es cuáles de nuestros costes son repetitivos y todos los meses nos acompañan con prácticamente el mismo importe (Costes fijos) y cuáles cambian de un mes a otro con importes distintos, a veces muy distintos.

Sobre los primeros poco o muy poco podremos hacer a no ser que variemos la estructura de nuestro negocio, lo cual pasaría por una transformación estratégica del mismo. Sobre los segundos tenemos mucha más influencia de la que creemos, nuestras acciones y manera de gestionar la clínica tienen un impacto directo en su valor, repetitividad y posibilidad de cambio y mejora.

¿Sabemos cuales de nuestros costes son fijos y cuales variables? ¿Estamos haciendo algo para gestionarlos? ¿Analizamos evolución y tendencias? ¿Tomamos decisiones para influir en ellos?

 

  •  Identificar el margen

Muchas veces nos encontramos que las clínicas dentales no saben exactamente cuánto ganan, se sabe que ‘se paga todo’, incluida una remuneración a los propietarios, a menudo en forma de sueldo. Paralelamente el gestor ya ‘se ocupa de los papeles’, y nos hace la liquidación con Hacienda.

Pero no sabemos cuánto se ha ganado de margen antes o después de impuestos. Tampoco se sabe comparar la evolución del margen respecto de años anteriores, ni cual es el porcentaje mínimo que deberíamos tener de margen para asegura la supervivencia de la clínica con capacidad para afrontar inversiones futuras, tener la posibilidad de realizar una expansión o retener al personal clave.

Debemos pues calcular el margen realizando una tarea de monitorización continua y comparar distintos períodos.

  • Coste hora de gabinete

Este es un elemento crucial para ayudarnos a rentabilizar la clínica. Saber qué nos cuesta una hora de trabajo en la clínica nos servirá para saber qué tratamientos son deficitarios, y cuáles rentables, qué cuesta una primera visita, y sobre todo, a fijar precios de tratamientos y evaluar el tiempo de ejecución de cada tratamiento.

 Sí quieres capacitarte y motivar a tu equipo infórmate de nuestras formacionescoaching in-situ para motivar, mejorar y optimizar los resultados.